casaplastilina

¿Necesitas ayuda con tu vivienda turística?

El Decreto 28/2016, de 2 de febrero, de las viviendas con fines turísticos en Andalucía da cobertura al vacío legal existente propiciado en 2013, por la Ley de medidas de flexibilización y fomento del mercado de alquiler de viviendas, que modificó la Ley de Arrendamientos Urbanos, y que excluyó de su ámbito de aplicación, el alojamiento privado para el turismo.

A la entrada en vigor del Decreto, el 11 de mayo de 2016, si quieres ofrecer este servicio, deberás inscribir la vivienda, en el Registro de Turismo de Andalucía debiendo formalizar ante la Consejería de Turismo y Deporte una “Declaración Responsable para inicio o ejercicio de la actividad”. Una vez inscrita tu vivienda, deberás indicar el código de inscripción en toda publicidad o promoción que realices por cualquier medio, incluidas las plataformas “on line”.

Debes tener en cuenta que si prestas el servicio de alojamiento sin este requisito se considerará que estás realizando una actividad clandestina y, por tanto, podrás incurrir en una infracción tipificada como grave.

Esta normativa se aplica si tu vivienda está ubicada en suelo de uso residencial y ofreces, mediante precio, el servicio de alojamiento de forma habitual y con fines turísticos, es decir, la comercializas y la promocionas a través de los canales de oferta propios de este ámbito (agencias de viaje, empresas que medien u organicen servicios turísticos y medios, incluyendo páginas web, donde se pueda realizar una reserva). En todo caso, la cesión o alquiler que hagas de tu vivienda debe ser por tiempo inferior a dos meses a una misma persona de forma continuada.

Tu vivienda (piso, apartamento, casa, chalet etc.) quedará excluida de este Decreto si la cedes gratuitamente, la contratas por tiempo superior a dos meses de forma continuada a una misma persona, si es  rural y si forma parte de un conjunto formado por tres o más viviendas ubicadas en un mismo inmueble o grupo de inmuebles, contiguos o no que se regirán por el Decreto 194/2010 de establecimientos de apartamentos turísticos

Para poder prestar el servicio, tu vivienda turística deberá disponer de licencia de ocupación y cumplir en todo momento con unos requisitos mínimos de calidad y confort, entre los que figuran los relativos a ventilación exterior, mobiliario, refrigeración, calefacción, ropa de cama, menaje y botiquín de primeros auxilios.

También has de ofrecer a los usuarios información turística de la zona y tener a su disposición Hojas de Quejas y Reclamaciones, así como un teléfono de contacto para atender y resolver de forma inmediata, cualquier consulta o incidencia relativa a la vivienda y un servicio de limpieza a la entrada y salida de nuevos clientes. Además, debes llevar un registro documental e informativo sobre los viajeros que utilizan este hospedaje.

La norma diferencia entre las viviendas completas, que se ceden en su totalidad y cuya capacidad máxima no puede superar las 15 plazas, y las viviendas por habitaciones, en las que deberá residir el propietario y que no podrán exceder de 6 plazas.

¿NECESITAS AYUDA? CONTÁCTANOS: mim-web@hotmail.com